Sobre golpes fílmicos

2 Mayo 2012

 El drama deportivo ´Mi último round´, de Julio Jorquera Arriagada, se filmó durante seis semanas, y se ha presentado en una docena de festivales de cine.

DANIEL DOMÍNGUEZ Z.
Hace muchos años, en la isla de Chiloé, al sur de Chile, Julio Jorquera Arriagada filmaba un cortometraje en compañía de unos amigos.

Entre la logística requerían trasladar una cocina a leña. ¿Cómo hacerlo? Usaron un bote conducido por dos hombres.

Esa imagen la guardó en su memoria y la usó como un referente para llevar a cabo el drama deportivo Mi último round (Chile), que se proyecta hoy, 2 de mayo, a las 8:45 p.m., en la Sala 6 de Cinemark de Multicentro.

Se trata de la historia de amor entre dos hombres, Hugo, un cocinero de 20 años aficionado al boxeo, y Octavio, un púgil maduro.

Jorquera Arriagada apuesta a que el público vaya a ver su película en el Festival Internacional de Cine de Panamá (IFF Panamá) porque tiene como fondo el mundo del boxeo y porque se “encontrarán con una película de complejos personajes”.

El debut como director de Jorquera Arriagada integra un ciclo en el IFF Panamá denominado “Deporte & Cine: boxeo”, donde se proyectan cinco dramas del continente americano unidos por un hilo argumental en común: el boxeo.

Hoy, además de Mi último round, también estará a su disposición otra integrante del ciclo: el documental mexicano J.C. Chávez, de Diego Luna, que estará a las 7:15 p.m. en la Sala 3.

¿Qué tiene el boxeo que es uno de los oficios más queridos por el cine?

La imagen del boxeador es muy visual. El boxeo es un deporte políticamente incorrecto: la lucha de dos hombres a golpes representa al duelo. Son habitualmente personajes marginales, que intentan doblarle la mano al destino, a pesar de sus limitaciones, y porque son personajes que tienen múltiples contradicciones.

¿Qué películas de boxeo le gustan más?

De niño fue Rocky, luego me dejó de interesar porque el boxeo era un deporte que no me interesaba mucho, pero la complejidad de los boxeadores como personajes fue la que me interesó, y me llevó a ver muchas películas de boxeo. Mis preferidas son Fat City, de John Huston y Toro Salvaje, de Martin Scorsese.

¿Considera que es frecuente el boxeo como tema del cine latinoamericano?

No he hecho un estudio de números de películas sobre el tema, solo que antes de hacer mi película intenté ver lo más posible. Lo que sí creo es que el boxeo es universal por ser la lucha constante de vencer a un adversario y contra sí mismo.

¿Cómo se rodaron las escenas de combate?

Estas escenas partieron con la preparación por seis meses del actor Roberto Farías, quien personifica a Octavio en la película. Luego vino una etapa de un mes en la realización de las coreografías para los combates, que se tradujeron en cuatro intensos días de rodaje.

¿El boxeo es un deporte popular en Chile?

Cada vez tiene menos adeptos. Lo más bello de esto es que hay gente que sigue creyendo en él.