Curundú, un barrio y una cinta

2 Mayo 2012

 Hoy, a las 5:00 p.m., en Cinemark de Multicentro, se proyecta el documental istmeño ´Curundú´ en el Festival Internacional de Cine de Panamá.

DANIEL DOMÍNGUEZ Z.

Cuando la realizadora panameña Ana Endara Mislov conoció a Kenneth Pearch, un fotógrafo del barrio de Curundú, sabía que tenía frente a ella al protagonista de su documental.

Su largometraje Curundú se rodó a lo largo de un año, “en intervalos entre mayo de 2006 y mayo de 2007”, especifica.

Se estrenó en el marco de la 8 Bienal de Arte de Panamá en diciembre de 2007. Luego fue proyectado en el curso de apreciación cinematográfica organizado en los cines Alhambra por Alexandra Schjelderup.

Más tarde estuvo en salas del istmo como integrante de la muestra que organizó aquel año el Festival de Cine Icaro de Guatemala.

Después ha estado “en lugares tan distintos como el Centro de Visitantes de las Esclusas de Miraflores y en el bar Los Baños Públicos en el Casco Antiguo. Mi impresión es que el documental ha gustado a públicos muy diversos en Panamá”, anota.

Saca cuentas y Curundú se ha proyectado en festivales de cine de Canadá, Estados Unidos, México, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Colombia, Ecuador, Bolivia, Brasil, Chile, España, Francia, Noruega, Finlandia y Austria.

Curundú se proyecta hoy, miércoles, a las 5:00 p.m., en la Sala 3 de Cinemark de Multicentro como parte del Festival Internacional de Cine de Panamá.

¿Qué percepción tenía de Curundú antes del rodaje y qué opinión tuvo una vez terminado el proyecto?

Antes de filmar el documental, siempre que pasaba por la calle Frangipani, bordeando Curundú, sentía que allí había una frontera infranqueable. Después de terminado el proyecto comprendí el porqué de esa frontera y también que sus límites se hacen más grandes cada vez que la desigualdad crece.

¿Qué opina del cambio que ha tenido Curundú?

No he regresado a Curundú desde hace dos años, no conozco las reformas.

¿Se presentó la película en Curundú?

Formalmente no se organizó una muestra en Curundú, pero sé que el dvd se pirateó bastante en el barrio y eso me gustó.

¿Cómo conoció a Kenneth Pearch?

Mi padre, Héctor Endara, conoció a Kenneth haciendo una gira de trabajo por Curundú. Luego me comentó de su encuentro y me dijo: ´este hombre sería un excelente personaje para un documental´. Cuando me lo presentó tuve la misma impresión. Entonces le pregunté a Kenneth si le interesaba que hiciéramos un documental y él accedió. Desde el inicio me impresionaron sus historias, su manera de percibir la realidad y de narrarla.

¿Por qué no se pudo proyectar ´Curundú´ en salas comerciales del país?

Porque proyectar documentales de manera comercial en salas hoy en día sigue siendo muy difícil. Y en 2007 había aún menos espacio para esto que hoy.

¿Qué expectativas tiene de participar del Festival de Cine de Panamá?

El festival me parece una excelente iniciativa y una hermosa oportunidad para ver todo el cine que podamos. Para mí también es importante ver otros trabajos que se están haciendo en la región y establecer contacto con otros profesionales del medio, ya que ahora estoy en el proceso de completar mi segundo largo documental, titulado Reinas.

¿Qué le diría a un espectador nacional que no haya visto ´Curundú´ para que lo haga hoy en Multicentro?

Han pasado cinco años desde el estreno de Curundú, y muchos de los temas que se tratan en el documental siguen vigentes. Escuchar a Kenneth Pearch cinco años después le hace verse de alguna manera como un profeta. También es una oportunidad para conocer un poco más sobre Panamá.